Interpretación simultánea de videoconferencias con Zoom


interpretacion-simultanea-de-videoconferencias-con-zoom-valencia-va-traduccion-simultanea

Los programas y aplicaciones de videollamadas se han convertido en muy poco tiempo en un elemento imprescindible de nuestra vida cotidiana. Entre ellos, Zoom ha adquirido una gran popularidad en los últimos dos meses, consecuencia que se destila del incremento del 90 % en sus descargas durante el periodo de confinamiento por la COVID-19. Las empresas y el público en general están privilegiando esta plataforma debido a su usabilidad, la buena calidad que ofrece tanto en vídeo como en sonido y porque sus soluciones se adecúan a todos los presupuestos. Además, una de las funciones que ofrece es la interpretación simultánea de videoconferencias (o interpretación de idiomas, según lo llaman ellos). Mediante unos sencillos pasos se pueden asignar con facilidad los intérpretes necesarios para celebrar una conferencia multilingüe. De ese modo, las reuniones de trabajo, las conferencias o los seminarios pueden llevarse a término sin importar dónde se celebran o en qué idioma se expresan los interlocutores.

La interpretación simultánea de videoconferencias con Zoom está adquiriendo una gran popularidad

El uso de Zoom para la interpretación simultánea de videoconferencias, webinarios o reuniones de trabajo goza de una popularidad cada vez mayor también entre los intérpretes de conferencias, las agencias de interpretación de conferencias y las agencias de audiovisuales para eventos. Como cualquier tecnología de nueva aplicación, debemos analizar tanto sus beneficios como sus posibles defectos y estar atentos a su constante desarrollo. Entre las ventajas actuales frente a otras plataformas, podemos destacar las siguientes:

  1. Zoom es en la actualidad la única aplicación de videoconferencias de entre las más populares que permite la interpretación simultánea de videoconferencias. Las otras plataformas conocidas, como Cisco o Microsoft, están, según parece, en vías de incorporar dicha función, aunque de momento no lo han hecho. Existen, por otro lado, algunas plataformas desarrolladas específicamente para la interpretación simultánea remota (ISR) de muy buena calidad y con funciones avanzadas de interpretación, como KUDO, Interprefy y Voiceboxer, entre otras. Sin embargo, si bien Zoom no es una plataforma diseñada específicamente para la ISR y tiene ciertas limitaciones, es la aplicación de videoconferencias más utilizada en todo el mundo, incorpora la función de interpretación simultánea y su coste es ciertamente inferior.
  2. La facilidad de uso y rapidez de instalación. La interpretación simultánea de videoconferencias con Zoom destaca por lo sencilla que resulta tanto para los organizadores de los eventos como para los intérpretes y participantes, quienes pueden aprender a utilizar la plataforma con suma rapidez.
  3. La calidad de transmisión del sonido y el vídeo es buena, podría decirse que suficiente para que el intérprete pueda desarrollar su trabajo sin dificultades añadidas a las comunes de la ISR (alcanza frecuencias de hasta 9000 Hz, algo superior a la mayoría de plataformas, si bien la ISO/PAS 24019:2020 establece un intervalo óptimo hasta 15.000 Hz).
  4. Es muy versátil. Sirve tanto para profesionales autónomos que requieren de una herramienta de comunicación fiable como para grandes empresas o agencias de organización de eventos con necesidades complejas y un elevado número de usuarios.
  5. Se pueden organizar reuniones o eventos con numerosos participantes (más de 1000) en hasta ocho idiomas distintos y, según parece, en las próximas versiones no habrá límite de idiomas.
  6. Es una plataforma muy interactiva y ofrece todas las funciones que un organizador de eventos necesita (encuestas, chats, versatilidad en la visualización, funciones de participación para asistentes, estadísticas, etc.).
  7. Permite grabar las reuniones y, siempre con el consentimiento escrito de los intérpretes, los distintos canales de idiomas.
  8. Permite transmitir por streaming la reunión en Facebook y YouTube de forma muy cómoda, directamente desde su interfaz. Basta con elegir la opción en su panel de herramientas. También es necesario el consentimiento de los intérpretes para retransmitir el canal de su interpretación.
  9. Se ha reforzado mucho la seguridad con el cifrado GCM, aspecto que hasta hace bien poco era uno de los puntos más débiles de la aplicación.

La falta de una cabina virtual y el desgaste cognoscitivo pasan factura a Zoom

Sin embargo, y pese a las numerosas ventajas, presenta ciertos inconvenientes que pueden afectar a la interpretación simultánea de videoconferencias con Zoom. Con la velocidad de desarrollo que está experimentando la plataforma, no parece que vayan a demorarse mucho en subsanar la mayoría de estas fallas, pero, de momento, es preciso tenerlas presentes a la hora de organizar la interpretación de un evento multilingüe.

  1. Solo dispone de ocho idiomas predefinidos para la función de interpretación: inglés, chino (simplificado y tradicional), japonés, francés, español, alemán, ruso y portugués. No se pueden configurar otros idiomas como, por ejemplo, el árabe, si bien no parece que vayan a tardar en añadir más.
  2. No se pueden asignar los canales a los intérpretes antes de la reunión, hay que hacerlo una vez iniciada.
  3. La interpretación bidireccional solo está pensada para eventos o reuniones bilingües. En el caso de eventos multilingües bidireccionales, habría que asignar un intérprete para cada combinación de idiomas, situación de una gran complejidad logística y presupuestaria. Existe la posibilidad de que los intérpretes estén conectados con dos dispositivos y uno de ellos en calidad de asistente para escuchar el relé (interpretación del idioma que no entiende a uno de su combinación), pero, aunque hay soluciones tecnológicas que lo facilitan (como un mezclador portátil), no deja de ser un parche poco fiable.
  4. Las reuniones multilingües tienen, por tanto, más limitada la interacción.
  5. La plataforma no dispone de una «cabina virtual», con lo cual el cambio de turno o handover entre intérpretes —cuando las reuniones superan los 45 minutos hacen falta dos— tiene que hacerse mediante chat, Whatsapp u otros medios. Además, los intérpretes no pueden escucharse entre sí, a no ser que se conecten con otro dispositivo en calidad de asistentes y seleccionen su canal de idioma; ambos escenarios dificultan mucho el cambio de turno.
  6. Aunque la calidad de la transmisión es buena, la calidad final del sonido y el vídeo depende en gran medida de los periféricos de los participantes. Por muy buena que sea la transmisión, si el ponente utiliza el micrófono integrado de su ordenador, el sonido llegará al intérprete con mala calidad y puede impedir la interpretación o incluso ser origen del llamado trastorno del choque acústico. Se debe exigir siempre que los oradores utilicen micrófonos con capacidad de reproducir frecuencias de, al menos, entre 125 y 15.000 Hz.
  7. Se ha acuñado un nuevo término, la «fatiga Zoom» —si bien se puede atribuir también al resto de aplicaciones de videoconferencia—, para denotar que las interacciones virtuales pueden resultar mentalmente agotadoras. En interpretación simultánea es tan importante el contenido del mensaje como la manera de expresarlo, es decir, la comunicación no verbal. Los gestos y el lenguaje corporal facilitan el trabajo del intérprete. Con una visión del ponente limitada al rostro, la atención debe centrarse de un modo más intenso y sostenido en las palabras. Además, la disposición en galería de los participantes desafía la visión central del cerebro y lo obliga a decodificar a tantas personas que al final ninguna se comunica de forma significativa, ni tan siquiera el orador principal. Otro factor de estrés es la sensación de falta de control de los factores externos debido a la ausencia de contacto directo con la organización o el técnico de sonido. Todo ello acaba afectando al desgaste cognoscitivo del intérprete.

La clave en la videoconferencia multilingüe es contar con profesionales experimentados

La interpretación simultánea de videoconferencias es en la actualidad la mejor solución para la organización de eventos a distancia, reuniones virtuales o webinarios multilingües durante el periodo de confinamiento por la COVID-19. Hasta ahora, la interpretación simultánea remota (ISR) se utilizaba exclusivamente cuando no era posible una interpretación presencial debido a las limitaciones de espacio o acceso, en ubicaciones remotas o con requisitos de seguridad imposibles de satisfacer. En la actualidad, debido a las restricciones de desplazamiento y distanciamiento físico, se presenta como una opción viable y funcional. Queda por ver cómo evolucionará el mercado de la interpretación de conferencias cuando se supere la pandemia.

No podemos olvidar, sin embargo, que, para el éxito de cualquier reunión o evento, la clave es contar con profesionales con experiencia de campo. El intérprete de videoconferencias debe ser rápido y versátil y conocer bien la plataforma con la que va a prestar su trabajo. Debe saber gestionar bien las distintas funciones al tiempo que recibe el discurso. Debe contar con un equipo profesional —ordenador y auriculares con micrófono—, una conexión ethernet por cable de fibra óptica y un entorno controlado, preferiblemente un hub. Además, a sabiendas de que —en el caso de Zoom y si trabaja desde casa— no contará con el apoyo de un técnico de sonido, debe llevar a cabo un control técnico exhaustivo antes y durante el evento, para que su consecución sea impecable. Finalmente, debe asesorar al cliente durante todo el proceso sobre los diversos factores a tener en cuenta como, por ejemplo, la contratación de la plataforma, sea Zoom u otra especializada de interpretación simultánea de videoconferencias, según convenga a sus necesidades. En suma, debe conocer a fondo todos los pormenores para asesorar bien al cliente y cuidar la esencia de su profesión.

Configuración de la interpretación simultánea de videoconferencias con Zoom

¿Cómo se configura la interpretación simultánea de videoconferencias con Zoom? Según explica en su página web la aplicación, se necesita una cuenta Business, Education o Enterprise, o el paquete complementario de seminario web con la cuenta Pro. A continuación, deben seguirse los siguientes pasos:

  1. Iniciar la sesión en Zoom y hacer clic en Configuración.
  2. Buscar el apartado En la reunión (Avanzado) y activar la opción Interpretación de idiomas.
  3. Ir a Reuniones o Seminarios web y hacer clic en Programar una reunión nueva o Programar un seminario web.
  4. Hacer clic en Generar automáticamente junto a ID de reunión. Este ajuste es necesario para la interpretación de idiomas.
  5. Marcar la casilla Permitir la interpretación de idiomas para la reunión e introducir la información del intérprete: su correo electrónico y sus idiomas. En esta opción se pueden añadir todos los intérpretes que sean necesarios.
  6. Cuando comience la reunión o el webinario, el anfitrión tiene que activar la interpretación haciendo clic en el icono con forma de globo terráqueo en el menú que aparece en la parte inferior de la pantalla, en negro. Una vez que el anfitrión haya hecho clic en Iniciar, los intérpretes recibirán un mensaje de que se les ha asignado la función de intérpretes.
  7. Es conveniente informar, por ejemplo, con una diapositiva, de que hay interpretación disponible y que está activa, de cómo seleccionar el canal y las opciones de escucha. Así, los asistentes podrán hacer clic en Interpretaciónen las opciones de la reunión y seleccionar el canal de idioma deseado.
  8. Los intérpretes oirán el audio original de los ponentes o panelistas de la reunión para interpretarlo, mientras que los asistentes oirán el audio interpretado y también el canal de audio original a un volumen inferior o, si lo prefieren, podrán silenciar el audio original y oír sólo la interpretación, según lo configuren.
  9. La grabación de la sesión por parte del anfitrión registrará únicamente el audio original. Para grabar los canales de la interpretación, debe hacerse una grabación local del canal que está escuchando quien hace dicha grabación local.

Una vez concluido este paso, solo cabe confiar en el buen hacer de los mejores profesionales y dejarse asesorar por ellos.

Share :
ABOUT THE AUTHOR
Soy Vicente Abella, licenciado en Traducción e Interpretación por la UV, máster en Literatura Comparada y Traducción Literaria por la UPF y doctor en Ingeniería Química y Nuclear por la UPV. Mi carrera técnica me ha permitido especializarme en la interpretación simultánea de jornadas, cursos y congresos técnicos, además de en la traducción escrita de textos técnicos y artículos científicos. También traduzco literatura y doy clases de traducción en la Universitat Jaume I. Soy vicepresidente de La XARXA y miembro de AVIC y ACEtt.
View Website
Related Posts

Leave Your Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies